1 de junio de 2011

Sombras

Las invocaciones en el mundo de Eraide son variadas y, en muchos casos, su aspecto se configura por los sueños y pensamientos de quien las utiliza.

Durante las dos primeras novelas de Eraide, en especial en la primera, existe un tipo de criatura que tienen un especial y temible protagonismo gracias a su invocadora, Idmíliris. En las escenas en las que aparecen, este extraña chica utiliza principalmente las llamadas de 3er grado o círculo. Contra más se profundiza, mayor es el poder que se obtiene.

Es por ello que existen más variantes de este criatura:

1er círculo:
Son pequeños renacuajos de oscuridad de un tamaño inferior a 20 cms. Sólo destacan por tener un hambre bastante voraz y es habitual verlas en un gran número. Individualmente no son preligrosas, pero un gran número podría poner en aprietos a cualquiera.

2º círculo:
De mayor tamaño, serían el equivalente a una hiena. Son más feroces que sus hermanas pequeñas del 1er círculo y si hay varias se coordinan entre ellas. De forma individual son algo cobardes, por lo que habitualmente atacan realizando emboscadas.

3er círculo
Auténticas depredadoras capaces de evaluar sus posibilidades. No son las criaturas más fuertes de tercer círculo, pero destacan por una gran inteligencia y velocidad, que las transforman en un terrible rival.


Ilustración de Aitor I. Eraña