30 de abril de 2011

Lars Steiner

Nombre: Lars Steiner
Raza: Humano
Sexo: varón
Estatura: 1.88 m
Peso: 90 Kg
Ojos: Marrones
Pelo: Negro


Nacionalidad: Reino de Salania
Lugar de Nacimiento: Zirna (Salania)
Fecha de Nacimiento: 14 de abril del 479 E.C.

Cita: El mundo está dividido entre los poderosos y los vencidos. Yo se a cuál de ellos pertenezco. ¿Y tú, sabes tu lugar?”



Natural de una familia noble de Salania, desde niño, Lars aprendió el oficio de la guerra. No era el hijo elegido para hacerlo ya que era el menor. Su hermano Ädemar, que por ser el primogénito fue entrenado dúramente por su padre siempre le enseñó muchas de las cosas que le sirvieron a los largo de los años. 

Como joven noble, fue siempre entrenado en las cuestiones relacionadas con su estatus, entre los que se encontraba el noble arte de las armas, sin embargo su familia tenía otros planes para el. Aún así, superó ampliamente a sus hermanos ampliamente en combate a los 14 años, demostrando una capacidad física y técnica impecable. Participó en varías contiendas y desamores familiares a los 16 y los horrores que allí presenció le fueron forjando un carácter duro y poco amigable. Siempre se dijo que Lars envidiaba la posición y labor en la familia de su hermano Ädemar, capitán de una de una compañía contratista de lansquenetes, por lo que su muerte en extrañas circunstancias hizo que los rumores se dispararan. Aparentemente afectado por lo sucedido Lars siempre intentó reemplazar el hueco dejado por su hermano, pero su familia, ignorando su potencial militar, tenía planes muy distintos.
Cuando alcanzó los 18, sus padres comenzaron a negociar con diversos apellidos, hasta que una familia de mercaderes acordó una boda con su hija menor. La familia tratantes de especia de Detchler tenía interés en extender los lazos hacia Salania. Pero el muchacho ya convertido en un hombre curtido en mas de una tribulación se resistía a convertirse en un mero contrato entre familias. Embriagado por la rabia y cansado de ser un hijo segundón decidió tomar lo que tenía y marcharse para labrarse su propio destino. Sus cuatro hermanos trataron de impedírselo por la fuerza, pero Lars empujado por su propia motivación no tardó en abatirlos uno tras otro. Se marchó sin arrepentimientos.
La vida le llevo a la única vía con la que podría ganarse el pan como a él le gustaba, y se hizo mercenario. Puso su espada a la venta del mejor postor, participó en varías batallas perteneciendo a una compañía o a otra y al acabar el trabajo, se marchaba y todo volvía a empezar. No tardó en acostumbrarse a la vida del soldado de fortuna.

Personalidad.
No piensa en el mañana, simplemente hace lo que le gusta y no tiene pensado dejar de combatir hasta que la muerte le encuentre empuñando su arma.

Lars es un hombre de pocas palabras, pero las que usa parecen estar escritas en piedra. Disfruta demostrando su superioridad combativa y especialmente si hay dinero de por medio. Si puede solucionar algo por medio de fuerza lo preferirá a cualquier otro método. Su moralidad y su ética están completamente atadas a la espada, por ello mide si una persona vale o no, según sea su forma de combatir.