15 de agosto de 2011

Evan SD

¡Rápido! ¡Subamos a la máquina del tiempo!

El condensador de fluzo está en funcionamiento y tengo una maqueta del DeLorean DMC-12 a escala 1/72 (ya quisiera tenerlo de verdad)



Y ahora marquemos el año 1999; momento en el que salió publicado por primera vez el Evan S.D.

Era la época del auge de Dragon Fall como parodia por antonomasia y esta serie fue una particular aportación al mundo de Evangelion.

Ahora la serie vuelve a estar de moda con las magníficas películas que, esperemos, salven el honor de una estupenda serie con un final terriblemente mal explicado y carente del mínimo sentido de ritmo narrativo.

Pero ahí estaba yo, a mis tiernos 19 tras acabar mi primer cómic publicado, MythWars, plumilla en mano y tratando de dar sentido, aunque fuera a golpe de chiste, a aquella serie de robots.


Aunque los personajes eran Super Deformers, los Evas decidí dibujarlos "realista". ¡En buena hora! Me compré una maqueta del Eva-04 como referencia que aun conservo.

El tema fue que, lo que iba a ser un ejemplar de apenas 24 páginas tuvo mucho éxito (2700 ejemplares vendidos en una editorial pequeña como Berserker, era un exitazo) y se convirtió en 7 números más, en los que seguí al historia con alguna licencia e incluso algún invitado especial.

Al final se publicó un recopilatorio con las 180 páginas que constó. No era una gran obra, pero a día de hoy sigo orgulloso de ella. Fueron 24 páginas al mes en las que me gané una tendinitis y maestría con la plumilla. La gente se echó unas risas y aun hoy en día me recuerdan este obra en la que supieron perdonas mis defectos de dibujante inexperto.


P.D: Además, aun algunos amigos tienen muy presente el cambio que hice de nombres para sortear licencias como, Miss Ato y Chendo ;)