10 de mayo de 2011

Expomanga 2011




Tras unos días sin noticias de Eraide y todo lo que acontece a este mundo, he aquí una nueva entrada, y esta vez es la crónica sobre un evento que año tras años va ganando tanto en calidad como en cantidad. Como no, y cualquiera que lea las entradas anteriores de esta web, sabrá que hablo de Expomanga.

Esta vez no fue el equipo de Paradoja D&P al completo y sólo fue una pequeña avanzadilla, es decir, Javier, quién aquí suscribe, y Rufino, que disfrutó de una jornada tranquila... todo lo tranquila que puede ser pasar un día en el Expomanga. El resto del equipo se quedó en Valencia exclav... digo... trabajando voluntariamente en la beta 1.0 del juego completo que empezará sus pruebas cerradas en unas semanas.



Mi llegada el sábado a primera hora de la mañana tras un viaje azotado por el viento y la lluvia vi que al menos esa mañana iba a estar con el mismo clima primaveral. La lluvia arreciaba en torno al Palacio de Cristal del recinto ferial de la Casa de Campo, pero  pero eso no evitaba que la cola para entrar llegara hasta la estación de metro de Lago en apenas una hora.



Tras cubrir como podía el material que llevaba al stand tocó la calidad bienvenida, saludos y una visita rápida en torno al recinto antes de que empezará a llegar toda la gente y mis compromisos impidieran ya cualquier momento de distracción.

El reencuentro con la gente de FantasyMundo, como siempre, fue un placer. El stand estaba bien situado en la zona central, donde a partir de las 17 horas haría las firmas, y con la buena compañía del stand de Dofus/Wakfu de Ankama.

Tras una opulenta y tranquila comida en un bar a un corto paseo del lugar y previo encuentro con Aitor, nuestro experto en diseñar las criaturas que harán als delicias (y los horrores) de los jugadores, tocaba  coger fuerzas y prepararse para la sesión de firmas en la que tendríamos el placer, no se si dudoso, de compartir el stand y el calor de los focos.

Risas, marcapáginas y láminas, tomos de RIP de Aitor, gorroneo del material de dibujo (¡qué bien va ese pincel Aitor!) y alguna que otra anécdota. Tuve el placer de firmar novelas y las laminas que se vendieron.

Siempre es un placer encontrarse con la gente y escuchar sus comentarios. Tengo una curiosa apuesta por cual de las dos novelas ha gustado más.

Pero lo que si fue una grata alegría es el entusiasmo con el que la gente vio el juego. Eso da fuerzas para seguir adelante.




Todo iba muy bien, pero aún quedaba una sorpresa. Cortesía de Sonia de FantasyMundo, me presentó a una nueva miembro del equipo Paradoja D&P:


¡Blish! ¡En lana y algodón!

¿A qué es un encanto?

Blish realiza la maniobra acechar, 
¡pero el autor supera la tirada de advertir!

Espero que nos acompañe a más salones y eventos.



PD: Las láminas y los marcapáginas en breve estarás disponibles para aquellos que queráis uno y no pudísteis acudir a Expomanga.